Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Guadalupe por los Hijos

oración a la virgencita de guadalupe por los hijos

Los hijos son lo más importante para una madre, ya que siempre los mira como niños pequeños y siempre los quiere tener protegidos de todo tipo de males, pero no siempre podemos hacer algo, ya sea por la distancia o por diferentes circunstancias, pero cuando nosotros no podemos protegerlos, debemos encomendarlos a la protección de la Santísima virgen de Guadalupe, para los guíe por el buen camino, no permita que se aparten de Dios y que los cuide donde sea que vayan. Así que quédate y hagamos juntos la oración a la virgen de Guadalupe por nuestros hijos.

Oración por los Hijos

Esta oración la puedes rezar todos los días por las mañanas o antes de ir a la cama, para que a tus hijos nunca les falte la protección de la Virgen de Guadalupe.

Oración por los Hijos

Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.

Los hijos

En la lectura de este salmo podemos rescatar lo siguiente y aprender que lo que hay que hacer es reconocer y saber que Dios mira todo desde lo más pequeño hasta lo más grande que no importa estatus social, o en el lugar que estés el mirara todo aquello que ágamo y que no ágamos por eso es que debemos de tener presente esto, que no importa donde estemos el sabrá lo que hemos hecho y lo que podíamos hacer para que todo estuviese bien este camino que nos ha tocado, que como un videojuego esto es tan fácil para Dios pero para nosotros tan difícil, porque si esto fura ha si el seria siempre el creador.

Este salmo resalta y rescata que Dios es el único que todo lo ve y solo él y nosotros sabemos qué hacemos, aquí nos dedicamos y si hacemos buenas acciones y que si las decisiones que tomamos son las mejores para nosotros y los demás, que no importa quién eres para Dios eres igual que cualquier otra persona que so de diferencias solo nosotros las vemos y que lo que él ve es la diferencia de pecados cometidos por nosotros, y que como una balanza el camino se nos inclina o mantiene parejo, todo esto depende de lo que Dios ve en nosotros y es por eso que debemos hacer todo el tiempo lo correcto.

Cuando nos toque pagar nuestros pecados Dios solo estará para recordar cada uno de los pecados cometidos por nosotros en este mundo y que ahora para nuestra salvación debemos pagar dichos pecados, que solo Dios sabrá como debemos de pagarlos, de este modo nosotros seremos libres y dignos de la salvación y poder disfrutar del el reino de los cielo, que esto selo debemos a Dios y su misericordia que solo él nos ve a todos los seres humanos iguales y solo nosotros es que miramos diferencias en dinero, tierras o en acciones y es que esto en el reino de los cielos no existe.

La diferencia de nuestra suerte a la de los demás es que Dúos mira cada una de las acciones y sabe en lo que estamos pensando y que si pasa algo diferente para que nosotros tomemos mejores decisiones es gracias al, porque lo único que quiere Dios es que seamos personas felices y podamos llegar al reino de locuelos para que alfan podamos estar tranquilos y poder disfrutar de la paz eterna que puede y a de haber en este y el reino de los cielos.

Cada acto bueno o malo, será visto por Dios y el será quien juzgue cada una de nuestras decisiones en este mundo y que tanto podemos y debemos disfrutar de lo que el desea para que seamos felices y que si nos tocara una familia diferente o gente diferente que de verdad nos merezca todo esto depende delo que hagamos y que Dios mire en nosotros y las demás personas que nos rodean para que seamos felices y olvidemos los pecados con los que contamos en todo momento.

Gracias a Dios que el ve todo lo que hacemos para que seamos juzgados de la manera más transparente que si se nos olvida un acto malo que hayamos cometidos el estará ahí para recordarlo, y claro que como seres humanos se nos olvidaran las cosas y más los pecados que nosotros cometamos ya que estos según nosotros no valen nada ni significan nada por esta razón.

Aunque los hijos son mal agradecidos y no son para nada responsables nosotros como padres debemos darle lo mejor de nosotros sin importar como sean o si el amor que les tenemos es correspondidos y es que como padres nuestra labor es darles todo lo que necesitan para ser mejores en la vida y que puedan cumplir sus sueños, y aunque parezca una tarea muy difícil debemos ser mejores y luchar por nuestra familia y dar todo de nosotros a nuestros hijos.